Entendiendo a Félix de Azúa

Autodefinirse como políticamente incorrecto es el escudo de algunas personas para ser groseras, zafias, impertinentes y faltonas. Atribuyéndose ese adjetivo se colocan, además, lejos de toda sospecha de borreguismo y se arrogan el título de mentes pensantes y críticas. Me resulta curioso que la incorrección política suele ser reaccionaria: machista, clasista, racista, antidemócrata. No se trata precisamente de pensamientos rompedores, disruptivos, chispeantes, inspiradores… que puedan aportar un punto de vista diferente al de la corriente dominante, se trata de burdas ofensas a ciertos individuos o grupos sociales.

Algunos personajes que ejercen de intelectuales del reino parecen instalados en esta incorrección política, se autodenominen así o no. Un ejemplo, lamentablemente de actualidad, es Félix de Azúa. No son solo las declaraciones sobre Ada Colau, si se lee cualquier entrevista o artículo de este señor en los últimos tiempos, se verá que está permanentemente cabreado, que no deja títere con cabeza, que nada en este país y parte del extranjero le satisface ni parece estar a la altura de su exquisito intelecto e incomparable sabiduría. Él sufre por tener que soportar lo ignorantes y necios que somos, por tener que convivir con una sociedad estúpida sin remedio, que no tiene redención posible y además acude a votar borracha, ya que no votamos lo que la preeminente mente de Félix de Azúa concluye, sabiamente, que deberíamos votar. Propongo delegar todos nuestro voto en el Sr. de Azúa, que es el que sabe.
Me interesa mucho Félix de Azúa, pero más allá de lo intelectual, me interesa como personaje. Me entretengo en observarlo e imaginar los resortes que lo mueven, como lo haría un actor del método con un personaje de ficción del que trata de entender sus motivaciones.
Imagino a un hombre que se resiste ante la inminente decrepitud, ante la disipación de su influencia, ante su sustitución por nuevos gurús, ante la amenaza de desaparecer y ser engullido por el olvido. A ciertas personalidades les cuesta aceptar que todos transitamos por este mundo de manera provisional, rechazan la idea de que la vida continúe su curso sin ellos, de que olvide que una vez existieron. Ellos,  que deberían ser inmortales.
Imagino a Félix de Azúa como a la madrastra de Blancanieves, que se mira al espejo y se enerva cuando no le responden que aún es la más bella. Puedo verlo recordando su pelazo de antaño mientras se afana en atusar su pelusa de abuelillo. Y mientras tanto, esos jovenzuelos osados y exultantes de energía, que parecen ignorar lo necios e irrelevantes que son comparados con su egregia figura. ¿Cómo no odiarlos?
Para mí, los exabruptos tabernarios de Félix de Azúa son tan solo una llamada de atención, un cólico de soberbia, un grito de auxilio ante la propia e inevitable desaparición.
Solo existe una medicina ante el miedo a la muerte, a la no existencia, al olvido: la humildad. Y precisamente, a la humildad, Félix de Azúa no la conoce ni de vista.
Anuncios

9 comentarios en “Entendiendo a Félix de Azúa

  1. Yo me defino políticamente incorrecto, sobretodo porque no me dejo llevar por el “adoctrinamiento” que de un tiempo hacía aquí, nos llevan nuestras clases “nobles” y sobretodo “intelectuales y periodísticas”. Son más los que cada día siguen a los Azua, Terstch o Losantos de turno (por nombrar sólo a tres) y son más los que caen en las redes del pensamiento “único, grande y libre” que intentan imponer desde un prisma (siempre según ellos) “liberal y democrático”. No caeré en la soberbia de decir que en la izquierda no hay también “intelectualoides adoctrinadores” pero visto lo visto…

    P.D.: Joer, que gusto da a veces el no someterse a la dictadura de los 140 caracteres 🙂

  2. Comparto tus disgresiones, pero ser incorrecto a veces es ser zafio,budo y un poco hijoputa para la forma de pensar del otro. Lo malo de Azúa es que hace décadas que se vendió.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s